¿Qué tan brillante es tu luz? ¿Aclara la oscuridad de los demás?

Fuente: Reflexiones de las Buenas Nuevas.

Enviado por Ines, del IDR (Itinerario Diocesano de Renovación)

 

¿Qué tan fuerte es tu testimonio cristiano?

¿Testifica tú vida a la verdad de Dios - no solo tus palabras, pero la manera en que vives tú vida?

¿Refleja tú vida la luz de Cristo tanto que aclara la oscuridad en los demás?

La lectura del Evangelio  explica que Jesús fue perseguido porque él habló la verdad intransigentemente, y porque su vida entera fue un testimonio de esa verdad. Un barómetro de que tanto nuestro vida refleja la de él depende de que si somos o no perseguidos. Cuándo verdaderamente brillamos como luz en la oscuridad,  puede que muchos (aquellos) en la oscuridad reaccionan-en en contra de nosotros. Sus ojos necesitan tiempo para ajustarse. 

Piensa en cómo reaccionas tú cuando estás durmiendo en un cuarto oscuro y alguien prende las luces. ¿Sonríes y dices, "gracias"? La mayoría de nosotros no hacemos eso. Asustados, reaccionamos con odio a la luz, aun si sabemos que es hora de despertarse. 

Cuándo tú vida testifica a la verdad de Dios, la luz de Cristo en ti les quita –a muchos-( a las) personas el sueño. Ellos se hundirán más profundos bajo las cobijas de su oscuridad, porque es como una cobija de seguridad para ellosPero tú luz que es continua se filtrará por aún las fibras más gruesas. Entonces, si ellos quieren realmente mantenerse en la oscuridad, ellos tratarán de encontrar la manera de apagar tú luz. Mantente fuerte –y perseverante- (pero) lleva también tú luz brillante a otra parte. Y dales tiempo de ajustar su visión. Continúa pidiendo por ellos. Continúa amándolos. Finalmente, la oscuridad causará que se tropiecen y sus sufrimientos los harán querer cambiar.

Mientras tanto, ¿qué debemos hacer con los sufrimientos por los que pasamos por las persecuciones? Queremos unirnos a nuestros perseguidores en la oscuridad defendiéndonos fríamente. ¿Nos protegemos por medio de arreglos, abandonando la verdad? ¿Tratamos de sobrellevar las cosas quejándonos?

Encontraremos la paz y curación sólo llevando nuestras quejas a Dios (y solo a él) y enfocándonos en cómo las persecuciones nos unen a Cristo.

Como Jesús, podemos ofrecer nuestros sufrimientos como un sacrificio para los que viven en la oscuridad. Jesús no venció a sus perseguidores defendiéndose. Sino que él confió en que sus sufrimientos conquistarían finalmente la oscuridad. Podemos hacer esto, también. El amor que tenemos para nuestros perseguidores y la unión que tenemos con Jesús harán una diferencia.Nuestra resistente paciencia ayudará a que los ojos de los que están a oscuras se ajusten a la luz para que sus corazones finalmente acepten la verdad

Si tú estás siendo perseguido por tú fe, tú luz está brillando  resplandecientemente. ¡Si está brillando, aprecia que  bueno es esto y regocíjate!  Es una señal de que tú vida está llena de Cristo.-

 

Visitas: 106

pincha aquí para restablecerla

 

Normas de la Comunidad

Contacto y notificaciones

MaestroPedro creó esta 

Comunidad Virtual

Red Patrocinada por:

Tribuna Libre

 

Miembros

Siguenos también en:

Enlaces de interés

 

width=

 

Recursos para la catequesis del siglo XXI

Noticias de:

 

Contador de Visitas

contador de visitas

...En las Redes

© 2019   Creado por MaestroPedro.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio