Iniciacion Cristiana (Junta de catequesis de Rosario)

¿Qué es la Iniciación Cristiana?

Entendemos por Iniciación Cristiana algo más que sacramentos de la Iniciación, entendemos una vida, un camino, un proceso de transformación que nos identifica progresivamente con Cristo. Entonces la catequesis al servicio de la IC transmite los elementos necesarios para asumir la vida cristiana.

Si partimos de la definición de CT 5 y DGC 80: “El fin definitivo de la catequesis es poner a uno no solamente en contacto sino en comunión, en intimidad con Jesucristo”, nos preguntamos: ¿Lo que hacemos en la catequesis ayuda al encuentro vivo con Jesús? Coincidimos en que, generalmente, no lo logramos.

Para encontrar los caminos volvemos la mirada a la historia de la Iglesia. El Catecumenado es el modelo válido para toda catequesis.(DGC 59) Por eso para responder hoy a los desafíos de nuestra época es necesario inspirarnos en el catecumenado, captar su espíritu para “catecumenizar” toda nuestra catequesis. Entonces no se trata de un molde, ni de una mera metodología, sino de un espíritu que hay que captar. Por eso no hablamos de repetición, sino de espíritu catecumenal.

La catequesis está al servicio de la I C. Aquello de: “Un cristiano no nace, se hace”. Entonces al mirar el catecumenado podemos descubrir algunos rasgos de su espíritu que precisamos en nuestra catequesis.

Del catecumenado brota un espíritu, desde el cual poner la catequesis al servicio de la IC:

• El estilo kerigmático. Asentado que el Kerigma, en cuanto tal corresponde al primer anuncio o misión, aquí afirmamos el estilo que debería impregnar toda la catequesis. Una catequesis de anuncio fuerte de Jesucristo. Así lo afirma Aparecida 289.

• La percepción del proceso de la fe. Las etapas del catecumenado expresan la percepción de que el camino de crecimiento en la fe es un proceso. Un proceso de aprendizaje, de rodaje de vida cristiana.

• La percepción de la vida cristiana como discipulado

• La comprensión que este camino de la fe es complejo, en cuanto que junto a la catequesis interactúan otras instancias de la pastoral de la Iglesia (ej: Liturgia) y diversas expresiones de la Iglesia (ej: familia, comunidad, etc). Aunque el Documento de Aparecida 293 se insiste especialemente en el rol iniciador de la Parroquia. En el catecumenado la dimensión litúrgica era acentuada. Lo mismo que la íntima relación con la Pascua. La Iglesia está toda ella comprometida, involucrada en la iniciación.

• Los criterios eclesiológicos. El catecumenado fue fruto de una Iglesia, fuertemente testimonial en un contexto de frecuente persecusión, donde el ideal de cristiano era el mártir. Por eso sería estéril transplantarlo como modelo (el planteo es lo kaino catecumenal, captar el espíritu que animaba al catecumenado). Y en esta eclesiología estaban fuertemente acentuados algunos aspectos: lo misionero, la dimensión comunitaria, lo testimonial (aprendizaje de vida)

• La notable capacidad del catecumenado para llevar a cabo lo que el DGC 85.86 nos presenta en las tareas de la catequesis: propiciar el conocimiento de la fe, educación litúrgica, formación moral, enseñar a orar, iniciar en la vida comunitaria, iniciar en la misión de la Iglesia.

Para pensar con otros hermanos catequistas: ¿Presencias y ausencias de estos rasgos catecumenales en nuestra catequesis?

Visitas: 145

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Profesorado de Religión para añadir comentarios!

Participar en Profesorado de Religión

Punto de encuentro para el PROFESORADO DE RELIGIÓN CATÓLICA encaminado a la difusión del conocimiento educativo.

pincha aquí para restablecerla

 

MaestroPedro creó esta 

Comunidad Virtual

Normas de la Comunidad

Visitas:

contador de visitas

Red Patrocinada por:

Talleres en la web

Miembros

Siguenos también en:

Enlaces de interés

 

width=

 

Recursos para la catequesis del siglo XXI

Noticias de:

 

Contador de Visitas

contador de visitas

...En las Redes

© 2020   Creado por MaestroPedro.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio