La religión y los concertados, en el punto de mira de la 'ley Celaá' que se aprueba hoy

El Consejo de Ministros la aprobará este viernes pero la posible convocatoria de elecciones no dejaría que llegara al Congreso, al disolverse las Cortes.

La ministra de Educación y Portavoz, Isabel Celaá.

El Gobierno dará luz verde hoy al proyecto de ley de educación que defiende la ministra Isabel Celaá y cuyo articulado busca derogar la Lomce, quitando peso a la asignatura de Religión y a los centros concertados y dejando decidir a las autonomías con lengua cooficial la proporción de uso del castellano.

Después de que el Consejo de Ministros apruebe el proyecto de ley educativa por el que se modifica la LOE de 2006, que a su vez fue transformada por la Lomce de 2013, debe remitirse al Congreso, aunque de confirmarse la inminente convocatoria electoral, las Cortes quedarían disueltas y el texto no seguiría su tramitación.

Esta reforma educativa, conocida como ley Celaá al igual que la Lomce era llamada ley Wert -por el entonces ministro José Ignacio Wert-, cuenta con el dictamen favorable del Consejo Escolar del Estado, pero ha sido criticada por la mayoría de los partidos políticos, en especial PP y Ciudadanos.

En el hasta ahora anteproyecto de ley, se subrayaba que Religión dejaba de ser computable y no tendría asignatura espejo para los alumnos que no la escogieran. Otra clave es que se introduce la asignatura de Valores Cívicos y Éticos en un curso de Primaria y en otro de Secundaria.

En los últimos cursos de Primaria y Secundaria se llevarían a cabo, con carácter muestral y plurianual, evaluaciones de diagnóstico de las competencias básicas alcanzadas por el alumnado.

El 55 % de las competencias en relación al currículo estará marcado por el Gobierno en comunidades con dos lenguas oficiales y el 65 % en regiones con una sola lengua oficial; a las comunidades les corresponde el restante 45 % y 35 %, respectivamente.

Se prevé que el nivel de competencia logrado en cada una de las lenguas, el castellano y la lengua cooficial, sea analizado permanentemente por parte de los centros para detectar y corregir disfunciones en su aprendizaje.

Otra clave es que en el Bachillerato, que seguirá siendo de dos cursos, los estudiantes que acaben primero con más de dos asignaturas suspensas no tendrán que repetir el curso completo sino solo las materias pendientes, y no se podrán matricular del segundo curso completo; podrían así conseguir aprobar el Bachillerato en tres años.

En su última comparecencia en el Congreso, el pasado día 5, Celaá subrayó otros puntos de su reforma, como que se regularán los requisitos mínimos que deben cumplir los centros de 0 a 3 años; en Secundaria se facilitará la agrupación de materias en ámbitos de conocimiento; y se da impulso a la escuela "insular", además de a la "rural". 

Fuente: https://www.elespanol.com/sociedad/educacion/20190215/religion-conc...

Visitas: 10

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Profesorado de Religión para añadir comentarios!

Participar en Profesorado de Religión

pincha aquí para restablecerla

 

Normas de la Comunidad

Contacto y notificaciones

MaestroPedro creó esta 

Comunidad Virtual

Red Patrocinada por:

Tribuna Libre

 

Miembros

Siguenos también en:

Enlaces de interés

 

width=

 

Recursos para la catequesis del siglo XXI

Noticias de:

 

Contador de Visitas

contador de visitas

...En las Redes

© 2019   Creado por MaestroPedro.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio